Hipnocoaching

El lenguaje constituye uno de los componentes fundamentales a partir de los cuales construimos nuestros modelos mentales del mundo y puede ejercer una tremenda influencia sobre el modo en que percibimos la realidad y respondemos ante ella. 

La palabra puede construir o destruir, sin embargo, la naturaleza de la palabra es creadora. 

Estudios científicos recientes están demostrando que el "estado" de la hipnosis modifica la neuroplasticidad del cerebro y que las ondas cerebrales bajan a las ondas THETA, las de la relajación mental y corporal profundas. 

La técnica de hipnosis puede ser una forma efectiva de relajar y enfocar la mente. Se puede usar para aliviar el dolor, reducir la ansiedad, mejorar el estado de ánimo y ayudar con la depresión.

La hipnosis también puede ayudar a las personas a desarrollar nuevas habilidades, relajarse o adoptar nuevas perspectivas.

Es una técnica en la que el profesional recurre a técnicas de relajación guiada, concentración intensa y el enfoque de la atención.

El objetivo es que el paciente logre un estado de conciencia elevado, a veces denominado trance, para concentrar su atención en tareas o pensamientos específicos.


Existen dos tipos de hipnosis:
  • Sugestiva: se usa para cambiar comportamientos a través de la sugestión.

Un concepto equivocado común es que bajo la hipnosis, la persona queda bajo el control del otro. No es así.

Beneficios del  hipnocoahing:

En un estado hipnótico, la persona tiene la oportunidad de explorar pensamientos, sentimientos y recuerdos que pueden haber ocultado de su conciencia.

  • Ayuda a incorporar el cambio de percepción
  • Mejora o regula el dolor
  • Miedos y estados de ansiedad derivados  
  • Apegos emocionales
  • Mejora la calidad del sueño
  • Estrés
  • Duelo y pérdida
  • Ayuda a conectar con la escucha al cuerpo